• 01 Reumatologia General
  • 02 Artritis Reumatoide
  • 03 Artrosis
  • Acido Hialuronico
  • Plasma Rico
  • Deportivas
  • Espondilitis
  • Osteoporosis
  • Fibromialgia
  • Gota
  • Conectivopatias
  • Infantil

La Fibromialgia no es una enfermedad Homogénea, por tanto el Tratamiento debe ser Individualizado

 

 

 

FM

 

La Fibromialgia (FM) no la podemos considerar como una enfermedad homogénea donde utilizar un tratamiento general para todos los pacientes, más bien se puede considerar el resultado de la suma de diferentes individualidades, que atendiendo a la semejanza de sus manifestaciones clínicas podríamos agrupar en diferentes subgrupos.  Por tanto, antes de aplicar un tratamiento generalizado a todos los pacientes, se debería hacer un análisis exhaustivo de cada paciente con el fin de personalizar en tratamiento.

En la actualidad, la clasificación de Giesecke de la FM en tres subgrupos parece ser la que cuenta con más evidencia científica y de mayor utilidad para el clínico.

Dicha clasificación está basada en tres dominios:

a)    Ánimo: mide la depresión mediante la Center for Epidemiologic Studies Depression Scale y la ansiedad mediante el State-Trait Personality.

b)   Aspectos cognitivos: evalua el catastrofismo y el control del dolor mediante las subescalas de Coping Strategies Questionnaire.

c)    Variables biológicas: incluyen hiperalgesia/sensibilidad al dolor, valorada mediante el dolorímetro y la presión dolorosa aplicada de forma aleatoria a nivel supraumbara.

Tabla 1 Clasificación de subgrupos de fibromialgia de Giesecke

Grupo 1

Valores moderados de depresión y ansiedad

Valores moderados de catastrofismo y control del dolor
Baja hiperalgesia/sensibilidad al dolor

Grupo 2

Valores elevados en depresión y ansiedad
Valores más elevados de catastrofismo y más bajos de control percibido sobre el dolor

Valores más altos de hiperalgesia

Grupo 3

Niveles normales de depresión y ansiedad
Muy bajos niveles de catastrofismo y el más elevado control percibido sobre el dolor


Elevada hiperalgesia y sensibilidad al dolor

Comparte este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn