Artritis Brucelar

Definición

  1. artritis brucelar es la denominada brucelosis, enfermedad producida por la infección de un bacilo gram negativo perteneciente al género Brucilla, y aunque se han clasificado en seis especies diferentes según el animal que habita, prácticamente es la Brucilla melitensis, cuyo reservorio es la cabra, la responsable de la infección humana en sus formas más graves y en nuestro país. Siendo la Brucella Abortus, que tiene cómo reservorio la vaca, la más frecuente en Estados Unidos y en Inglaterra.

La infección en el hombre se produce a través del tracto gastrointestinal, mediante la ingestión de leche infectante o de sus derivados, o bien con el contacto directo con los animales infectados, penetrando en el organismo a través de las pequeñas abrasiones de la piel o de la nasofaringe.

Tras un periodo de incubación de tres semanas, aparece el cuadro clínico, caracterizado por fiebre alta recurrente, sudoración, nauseas, artromialgias y, en ocasiones verdaderas artritis.

Clínica: Manifestaciones Articulares

Pueden ser de dos tipos: una forma poliartrítica, no destructiva, que cursa a brotes y con natural tendencia a evolucionar a la curación, que se explica por mecanismos inmunogenéticos propios de las artritis reactivas.

Un segundo tipo son las verdaderas artritis sépticas, causadas por la presencia del gérmen en el ambiente articular, que son monoarticulares y pueden producir lesiones destructivas. La llegada del bacilo a la articulación se explica por dos caminos: el más habitual es a través de la sinovial, el otro camino es a través de la cortical o esponjosa del hueso. Éste es el menos frecuente.

En ambas situaciones, el gérmen fue transportado por vía sanguínea desde la puerta de entrada. La artritis séptica brucelar afecta principalmente a grandes articulaciones de carga: la rodilla y la cadera, preferentemente, aunque también es muy frecuente la afectación de sacroilíacas y de columna vertebral.

Cursa como una monoartritis aguda, con gran cortejo inflamatorio, impotencia funcional y dolor.

Radiología

La evolución radiológica de la artritis sèptica por Brucella es la de cualquier otra artritis séptica: osteoporosis yuxtaarticular inicial evolucionando más tarde a pinzamiento articular y por último, las erosiones, si no se trata adecuadamente, ya que con el tratamiento cursa generalmente sin secuelas.

Anatomía Patológica

El estudio de la sinovial de la artritis séptica brucelósica muestra un tejido de granulación con edema intersticial, e infiltración por células mononucleares que pueden producir coalescencia para producir un granuloma.

Diagnóstico

Se basa en la sospecha clínica de la enfermedad, en la práctica de seroaglutinaciones en tubo o mediante el test de Coombs, y en la confirmación mediante el cultivo del bacilo en sangre o en líquido sinovial, o incluso en tejido sinovial.

Tratamiento

Aunque se han propuesto múltiples tratamientos con sulfamidas y quinolonas, el tratamiento más aceptado en la actualidad esdoxiciclina (200 mg/día) oral durante mes y medio, combinado simultáneamente con estreptomicina (1gr/día) intramuscular durante las primeras tres semanas.

Se puede prolongar en caso de complicaciones, así como sustituir la estreptomicina por rifampicina, aunque, al parecer con peores resultados en cuanto a las recaídas.

 

Sociedad Española de Reumatología

 

Comparte este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn