Epitrocleitis ó Codo de Golfista

Epitrocleitis

Definición

La epitrocleitis, también llamada codo de golfista o epicondilitis medial, es la denominación que se le da a una enfermedad del codo en la cual se produce una tendinitis en la inserción de los músculos epitrocleares.

Dolor localizada en la cara interna del codo (colocado el brazo con la palma hacia arriba). Suele estar provocada por la repetición de determinados movimientos, como la flexión del codo y muñeca o la pronación del antebrazo.

Dicha lesión no exclusiva ni excluyente a los jugadores de golf, cualquiera persona que realice movimientos de sobrecarga y/o repetición sobre esos grupos musculares, implicando la flexión de muñeca es susceptible a desarrollarla.

 

Manifestaciones Clínicas

Provoca dolor en el codo que se localiza en la cara interna del mismo y puede extenderse hacia el borde interno del antebrazo. El dolor suele disminuir con el reposo de la articulación y aumenta con los movimientos de flexión de la muñeca y los dedos.

Esta lesión es frecuente en los jugadores de golf, provocada por la repetición de la maniobra del swing, también aparece en otros deportes como en el lanzamiento de jabalina y el tenis. Asimismo es usual en personas que no practican ningún deporte, pero realizan de forma repetitiva movimientos de flexión de muñeca por su actividad laboral.

 

Diagnóstico

Para establecer el diagnóstico debe hacerse una correcta anamnesis y exploración física.

Las características del dolor: la digitopresión sobre dicha localización provoca dolor, el dolor es de carácter mecánico, aumenta según pasa el día o con movimientos de sobrecarga, confirman el diagnóstico.

Ocasionalmente, dependiendo de la gravedad y el tiempo de evolución, puede presentar dolor en otras regiones del codo o antebrazo derivadas de la sobrecarga crónica.

Debe completarse con la realización de una radiografía simple, para descartar la presencia de un proceso basal que lo provoque.

Debe diferenciarse de la epicondilitis o codo de tenista que es mucho más frecuente y produce dolor en la cara externa del codo.

 

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es aliviar o eliminar el dolor y la inflamación. Las diferentes posibilidades son las siguientes:

- Antiinflamatorios no esteroideos: pautados bien vía oral en forma de comprimidos, o por vía tópica en forma de cremas o geles.

- Reposo relativo: de la articulación. Implica reducción de las actividades que provoquen el dolor, disminuyendo el tiempo de actividad y la intensidad del esfuerzo.

- Fisioterapia: mediante la aplicación de calor local, ultrasonidos, electroterapia, láser, técnicas de masaje, ondas de choque, realización de ciertos ejercicios y otras técnicas. Existen en general pocos estudios que demuestren la superioridad terapéutica de alguno de estos procedimientos sobre el resto.

- Infiltración local: de corticoides asociados o no a un anestésico local. Las infiltraciones con corticoides inyectados alrededor del epicóndilo pueden resolver los episodios de dolor durante semanas o meses, en ocasiones se realizan 3 infiltraciones sucesivas con intervalos de una semana entre ellas. Existe un pequeño riesgo de ruptura local de la inserción del tendón y del propio tendón, este riesgo aumenta en función del número de infiltraciones.

- Terapia ocupacional: Es recomendable limitar los movimientos que producen la patología. Un estudio ergonómico del puesto de trabajo para evitar los movimientos repetitivos que provocan la enfermedad, puede ser la clave de su curación.

- Cirugía: Está recomendada en ciertos casos que no responden a ninguna de las medidas anteriores.

 

Complicaciones

Fundamentalmente son: la recurrencia de la lesión y como mayor complicación la ruptura de los tendones debido a infiltraciones repetidas.

 

Sociedad Española de Reumatología

 

Comparte este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn