Síndrome Piramidal

image

 

Es un cuadro que en ocasiones se confunde con una ciática y que se debe al espasmo del músculo piramidal. El piramidal es un músculo par (uno en cada lado), que parte del sacro, caminaa través de la pelvis por el agujero ciático mayor y termina su recorrido en una arista ósea, en la parte alta del fémur, que se llama trocánter mayor.

 

Clínica:

Se trata más de una fuerte molestia que de un verdadero dolor en la zona de la nalga, que puede extenderse por la cara posterior del muslo, pero sin sobrepasar la rodilla, en los dos tercios superiores del muslo. A veces es como un “hormigueo” o “acorchamiento, también como un “mordisco” y el paciente lo describe como punzante, latigazo o quemazón, y en otras ocasiones como dolor inespecífico de la nalga. En ocasiones puede producir un dolor referido a la región lumbar o parte posterior del muslo debido a que se pueden comprometer los vasos y nervios en el agujero ciático.

 

 

Examen físico:

 

Con el paciente sentado el examinador coloca sus manos en la región lateral de ambas rodillas, impidiendo que el paciente las separe: esta maniobra suscita dolor.

 

El tacto rectal puede provocar dolor intenso al palpar la pared lateral del recto.

 

Puede encontrarse también un punto extremadamente doloroso en la escotadura ciática.
 

 

Diagnóstico por imagen:

 

No se detectan alteraciones.

 

 

Diagnóstico diferencial:

 

Se establece con la ciática. En el síndrome piramidal las maniobras de estiramiento de las raíces son normales, no existe trastorno sensitivo ni alteración en los refejososteotendnosos.
 

 

Tratamiento:

 

AINEs, relajantes musculares

 

Fisioterapia

 

Infiltración con corticoides
infiltración con toxina botulinica
infiltración con colágeno
 

 

 

Comparte este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn