Síndrome RS3PE

El síndrome RS3PE remitting seronegative symmetrical synovitis with pitting edema, es una entidad descrita por McCarty en 1985. Se trata de una artritis seronegativa en íntima relación con la polimialgia reumática y la artritis reumatoide del anciano, con las cuales se debe realizar diagnóstico diferencial, ya que comparten manifestaciones clínicas. El síndrome RS3PE o polisinovitis edematosa del anciano es un cuadro reumatológico de inicio brusco, en menos de un mes, generalmente en varones mayores de 60 años. Hoy por hoy, la etiología es desconocida; existen varias teorías al respecto que lo relacionan con agentes infecciosos, genéticos o con la secreción por ciertos factores séricos de tumores.

Cuadro Clínico

El cuadro clínico, de inicio, afectación articular simétrica a nivel de carpos, metacarpofalángicas e interfalángicas proximales con tumefacción, dolor y su consecuente limitación funcional. De hecho, la tenosinovitis de los flexores de los dedos, puede asociarse con un posible síndrome del túnel carpiano. Es muy característica, de este cuadro, la presencia de edema en el dorso manos y a veces en pies. Puede haber afectación en otras localizaciones como en pies, tobillos, hombros, rodillas, caderas y codos. No suele presentar asociado sintomatología constitucional y no existe clínica de afectación de la arteria temporal, lo que lo diferencia de la polimialgia reumática y arteritis de la temporal.

Pruebas Complementarias

Pruebas complementarias, el cuadro suele presentar un patrón analítico inflamatorio: VSG aumentada, en muchas casos leucocitosis, elevación de la PCR y característicamente factor reumatoide negativo. En raras ocasiones se evidencia anemia de proceso crónico y ANA positivos a títulos bajos. En los casos en los que se llega a realizar HLA se ha visto posible relación con el HLA B-7. La radiología simple de las articulaciones afectadas muestra aumento de partes blandas sin presencia de lesiones erosivas, lo que lo diferencia de la artritis reumatoide. Cuando se realiza el análisis del líquido articular se observa hipercelularidad, ausencia de cristales y cultivos negativos.

Diagnóstico Diferencial

El diagnóstico diferencial respecto a la polimialgia reumática, presenta diferencias sobretodo clínicas: en este caso no es típica la presencia de sinovitis ni la aparición de edema con fóvea. En lo que a la artritis reumatoide se refiere, destacar la presencia de lesiones erosivas y la valoración del FR que podría ser positivo.

Tratamiento

El tratamiento más adecuado son los corticoides a dosis bajas, generalmente prednisona a dosis de 10-20 mg/día para ir bajando progresivamente durante 6-18 meses. Los pacientes presentan una respuesta muy relevante: con mejoría clínica a los pocos días de haber iniciado el tratamiento y remisión completa en menos de un año. Debe valorarse, si a la corticoterapia en un paciente mayor de 60años, precisa asociar tratamiento con calcio y vitamina D, así como de fármacos bisfosfonatos.

Pronóstico

El pronóstico suele ser muy bueno, pero se debe siempre descartarse la presencia de neoplasias intercurrentes, ya que esta enfermedad puede ser la manifestación de un síndrome paraneoplásico; los tumores a los que más se ha asociado este síndrome son: linfomas, leucemias, carcinoma gástrico, endometrial y pancreático.

 

Información de la Sociedad Española de Reumatología (WikiSER)

Comparte este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn